Cómo educamos a nuestros niños en un mundo hiper-conectado


Educar a nuestros niños hoy en día no es tarea fácil. Obviamente, cada momento histórico habrá tenido sus peculiaridades y no dudo que nuestros abuelos, bisabuelos y tatarabuelos se hayan encontrado con no pequeñas dificultades. Pero en el mundo actual en el que vivimos, donde la tecnología invade y domina nuestras vidas y -cada vez más- la de nuestros pequeños, tenemos que luchar constantemente por encontrar un equilibrio entre tanto dispositivo y estímulo digital (móvil, iPad, ebook, videoconsola, redes sociales…).

Da igual que todavía no seas padre/madre, tío/tía, abuelo/abuela; da igual que seas profesor, educador o un “simple” ciudadano preocupado por el tema. Tenemos por delante un importante reto, que es canalizar el enorme poder de la tecnología a la vez que protegemos el bienestar y el equilibrio esenciales para un niño sano en una sociedad equilibrada.

hiperconectadosPara abordar todos estos temas y tratar de llegar a conclusiones que sean útiles, tendrá lugar la Wisdom 2.0 Youth Conference, el próximo 17 de septiembre, en Mountain View. Puede que no sea casual el lugar elegido, y es que como ya sabemos, en esta ciudad de Silicon Valley se encuentran algunas de las principales y más potentes empresas tecnológicas americanas (Google, LinkedIn, Nokia…).

Hoy en día más del 75% de los adolescentes poseen un teléfono móvil, y todo apunta a que el impacto de la tecnología en los jóvenes será cada vez mayor. El tema es cómo ayudarles a crecer en un mundo tan frenético, y no menos importante, cómo podemos los adultos expresar en nuestras propias vidas aquellas cualidades que queremos transmitir a los más jóvenes.

Más a menudo de lo que me gustaría veo a numerosos padres con niños pequeños cuya principal preocupación es” mantenerles entretenidos” para que no den el coñazo mientras ellos pueden disfrutar tranquilamente de la comida en un restaurante, por ejemplo. Mientras los padres charlan animadamente en un extremo de la mesa, sin tener que estar pendientes de sus hijos, éstos, en el otro extremo, están con la vista y la cabeza sumergida en el juego de turno de la Nintendo DS (porque cada uno tiene la suya), sin prácticamente intercambiar una palabra, sin relacionarse entre sí, sin compartir las ocurrencias de su imaginación, que en lugar de ser estimulada está aletargada. ¿No es una estampa un tanto triste? A mí, al menos, sí me lo parece… (y afortundamente no soy la única).

Cartel de madera en el Mesón Xoquin (Viveiro, Galicia): Se ruega a los padres cuiden de sus hijos

En el otro extremo están aquellos padres incapaces de poner límites a sus hijos y que nos hacen partícipes a los demás de su incapacidad cuando coincides con ellos en un restaurante: niños gritando y molestando, campando a sus anchas entre las mesas y casi (o sin el casi) invadiendo las de otros comensales. Y ay de tí como se te ocurra llamarles la atención o hacerles (a los padres) el más mínimo comentario… que ya están ellos con el piloto defensivo activado para saltar a la mínima de cambio, espetando un “perdone, pero es que son niños y hay que entenderles“. No, si a quien no entiendo no es a ellos, caballero, sino a usted por no decirles que estén más tranquilitos, porque es su obligación como padre.

De acuerdo, no siempre es fácil poner límites a los hijos (yo misma tendré que enfrentarme a ello en apenas dos mesecitos, bueno, supongo que algo más porque a un recién nacido pocos límites hay que poner :) ), pero eso no significa que los padres no deban asumir esa responsabilidad. Y a riesgo de suscitar polémica y de que se me puedan echar encima, mi opinión es que enchufarles sistemáticamente a la Nintendo DS cada vez que se sale de casa no es la solución ni más responsable ni más idónea para ellos (tal vez para los padres sí…).

Yo soy la primera que vivo rodeada de tecnología ¡y mucha! Y soy totalmente partidaria de su uso porque puede ser muy estimulante. No se trata de apartarnos de la tecnología y renunciar a ella, en realidad el reto radica en ayudar a nuestros pequeños a vivir realmente conectados consigo mismos, ya sea cuando están jugando a la consola o hablando con un amigo.

De todo esto se hablará el 17 de septiembre en la Wisdom 2.0 Youth Conference. Pena que me pille un pelín lejos para asistir…

wisdom2youth

Anuncios

11 comentarios sobre “Cómo educamos a nuestros niños en un mundo hiper-conectado

  1. Muy interesante lo que dices de “canalizar el enorme poder de la tecnología a la vez que protegemos el bienestar y el equilibrio esenciales para un niño sano en una sociedad equilibrada”. La tecnología es una herramienta para el conocimiento pero todo con equilibrio que si no nos volvemos locos!

    1. Hola!

      Muchas gracias por tu comentario :) Pues sí, efectivamente, y más en los tiempos que corren donde la tecnología está por todos lados y a veces lo más fácil es “enchufarse” a ella como si fuéramos “tecno-yonkis”, jejeje. Los adultos somos los primeros que tenemos que encontrar el equilibrio para que nuestros niños aprendan también a tenerlo.

      Saludos!

  2. Usar la tecnología como sustitutivo de una atención de calidad por parte de los padres es uno de los muchos peligros de nuestra sociedad. Y que al final se resumen en el mismo problema: qué atención y qué tiempo le dedicas a tu hijo. Todo un reto… :)

    1. Pues sí, my friend! Es un auténtico RETO con mayúsculas, vamos, un “retazo”, jejeje, sobre todo para madres tan tecnófilas como nosotras ;) Pero es que hay otras madres y padres que directamente pasan de los retos y van a lo fácil, una pena…

  3. Hay una linea muy fina entre equilibrio y exceso. Estoy totalmente de acuerdo con los comentarios de Arual7 y Accidentalmente. Al fin y al cabo todo se resume en un rico cóctel de moderación, dedicación, un pelín de sacrificio y sobre todo paciencia! Llevar un día a día en el que incorporamos todo lo que nos ofrecen las nuevas tecnologías y los medios no es imposible. Lo dificil es saber hacerlo organizándose y definiendo nuestras prioridades. Está claro que los padres que ‘usan la tecnología como sustitutivo de una atención de calidad por parte de los padres’ como dice Accidentalmente, no tienen claras sus prioridades…Una pena…
    Con todo eso dicho, me encantó el artículo! Keep up the great work!!!

      1. hehehe Ví el link en tu twitter y me picó la mosquita de la curiosidad :D Cuando vuelva a Madrid le dedico más tiempo a tu blog que me intriga mucho!! Lo bueno de éste artículo es que no sólo va dirigido a los padres (o futuros padres ;) ) sino a cualquier persona con ganas de ofrecer el mejor ejemplo a los más peques! Tuve una charla sobre esto mismo con mi hermana pequeña hace unos días antes de ver tu post, por eso me encantó!
        Un besote hermosa!

  4. Pero es como en todo en esta vida, debemos de saber diferenciar entre el uso y el abuso de las cosas y lo mismo con las nuevas tecnologías.

    Y aunque algunos más adicto/as a las nuevas tecnologías como nosotros pudieramos tener ‘el problema de no saber limitar correctamente el uso de las mismas creo que el mayor problema está en esa gran mayoría que le tiene miedo a las nuevas tecnologías y por su miedo, impiden que los jóvenes puedan conocerlas adecuadamente… (nada de ‘enchufarlos’ a la consola, al ordenador…para que les dejen en paz)

    1. Mmmm… interesante observación, pero tengo mis dudas de que la gran mayoría sea la que tiene miedo a las nuevas tecnologías y por tanto impida a los jóvenes su uso. ¿En qué te basas para afirmarlo?

      Lo que está claro es que, como siempre, los extremos terminan tocándose y tan malo me parece que un padre refugie a sus críos en la tecnología para mantenerles ocupados como aquellos que no les permiten familiarizarse con ella. Por eso debería haber más iniciativas como la Wisdom 2.0 Youth Conference. A ver si toman nota en nuestro país y hacen algo parecido.

      1. Los padres (pongamos, por delimitarlo más o menos, de 30 a 45 años), son inmigrantes digitales (en nuestra niñez, no había gagdets, ni ordenadores y los pocos que jugábamos con un spectrum o un MSX eramos unos frikis). Y como tales inmigrantes digitales, la inclusión en esta nueva sociedad, en general, ha sido muy deficiente.

        Por una parte, nadie les/nos ha enseñado a utilizar todas estas nuevas herramientas y aplicaciones (yo y supongo que como muchos de esa época, hemos sido autodidactas), ni a explicarles su posibilidades/sus riesgos y su contacto con las nuevas tecnologías es simplemente consumista (de contenidos, de servicios…). Con esa visión tan limitada de las TIC (y la tan retrasada que lleva en el sistema educativo), este nuevo mundo que se abre en las pantallas de los gagdets y PCs, a ojos de los padres, es un mundo desconocido y ante ese desconocimiento, el bombardeo de peligros y casos sensacionalistas en los medios de comunicación les hacen temer por dicho espacio.

        Desconozco tu edad, pero si estás en el rango de edad que indicaba, no te engañes…somos inmigrantes digitales, de los cuales la mayoría hacen un uso muy limitado de las TICs (no somos la norma, eso seguro), lo que les/nos confiere unos conocimientos limitados de sus posibilidades y de sus potenciales riesgos.

        Por eso lo decía ;-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s