We all want to be young


Seguramente ya habrás visto este video porque lleva unos días rulando por la web, pero su contenido es tan interesante que no he querido dejar de publicarlo, y así si todavía hay alguien que no lo haya visto no se lo pierde.

Este video es el resultado de varios estudios hechos en los últimos cinco años por BOX1824, empresa especializada en tendencias de comportamiento y del consumo.

La gente joven de hoy en día (la llamada Generación Y o Generación del Milenio) representa nuevos lenguajes y comportamientos que ejercen una influencia directa en los hábitos de consumo. Su capacidad de compra es bastante superior a la que tenían nuestros padres en sus años mozos, y esto unido al avance de las nuevas tecnologías e Internet, cambia por completo las reglas del juego en cuanto a consumo de la información.

Ahora el acceso es total, el consumo se ha globalizado, el alcance del user generated content tiene un radio de acción impresionante en cuestión de minutos… Pero no es oro todo lo que reluce: este acceso global a la información tiene también consecuencias negativas, como el síndrome de ansiedad crónica o el miedo a sentirse perdido entre tal multitud de contenido y participantes.

Ahora más que nunca se hace necesario tener la capacidad de filtrar todo para poder organizar nuestras cientos, miles de experiencias en la Red.

No siempre es fácil entender a los Millenials, ya que han desarrollado un tipo de pensamiento no lineal que refleja exactamente el lenguaje de Internet. Ahora con el multitasking es habitual comenzar en una página para terminar teniendo un montón abiertas y no saber siquiera en qué estábamos centrados.

Afortunadamente, las ventajas predominan como por ejemplo la pluralidad de gustos, opiniones, valores, aficiones, el pragmatismo, el espírituo colaborativo, la conciencia colectiva

Como dicen ahí, es fundamental comprender a los jóvenes de hoy en día y sus códigos para comprender el mundo en general. Entender la evolución del mundo es una búsqueda que nos mantiene jóvenes para siempre. Y si no, que se lo digan a mis padres, que han hecho un gran esfuerzo por no quedarse atrás y familiarizarse con el messenger, el Skype y hasta las redes sociales, pero ahora que lo han conseguido, están encantados y sí, por qué no, creo que también se sienten un poco más jóvenes y, sobre todo, con capacidad de adaptación a los nuevos tiempos, que al final es lo importante. Me encanta que sean partícipes de estos avances tecnológicos porque de lo contrario (siempre desde mi humilde opinión) te estás perdiendo muchas cosas realmente interesantes.

¿Son vuestros padres partícipes de las nuevas tecnologías?

Anuncios