Nunca viajaré sin mi portátil: ¿conciliación laboral y personal 2.0?


Trabajando en vacaciones

¿Unas vacaciones con ordenador y acceso a internet siguen siendo unas vacaciones?

Ésta es la cuestión planteada en un artículo publicado hoy por La Voz de Asturias titulado así, Nunca viajaré sin mi portátil, y me parece un debate muy interesante ahora que han proliferado los perfiles profesionales 2.0. que, en teoría, no tienen horario.

Hay quien dice que lo ideal es una desconexión radical para poder descansar realmente y volver con energías renovadas, y otros que ven más un beneficio en el uso de las tecnologías para nuestro tiempo de ocio y descanso porque nos hacen la vida más fácil. Y en realidad ambas visiones son acertadas, porque como dice Esteban Ezama en el artículo, “es trabajo lo que no eliges, lo que no tienes más remedio que hacer. Lo que hacemos por gusto no lo consideramos trabajo, lo consideramos ocio”.

Así que lo suyo entonces es salir de la cotidianeidad y la rutina que supone nuestro habitual trabajo, pero ¿qué pasa cuando la línea que separa el ámbito personal del profesional es tirando a fina?? Pues que se hace realmente complicado salir de dicha cotidianeidad y rutina, y por tanto conseguir desconectar, porque por mucho que lo hagas por placer y no por obligación, termina siendo más de lo mismo. Y digo esto por propia experiencia; reconozco que me cuesta horrores despegarme del ordenador durante el fin de semana si estoy en casa, y a veces es conveniente darse un respiro :S

Ahora bien, creo que el tema de las vacaciones es ligeramente diferente ya que lo normal es irse de viaje a la playa, la montaña o a hacer turismo urbano en alguna ciudad extranjera, por poner algunos ejemplos.

Algunos profesionales del Social Media como Luz Martín y Enrique Dans comentan que por su trabajo no pueden permitirse desconectar. Y aunque entiendo que no se puede desaparecer sin más de las comunidades o redes sociales que gestionas, sinceramente, me parece esclavo y nada positivo, un Community o Social Media Manager tiene el mismo derecho a desconectar que cualquier otro trabajador.

Vacaciones en la playa

No digo que tenga que colgar el cartelito de “cerrado por vacaciones” e irse tranquilamente, pero seguramente se pueda encontrar alguna solución que permita esa deseable desconexión (al menos respecto al trabajo) y que, simultáneamente, su comunidad no quede desatendida hasta su vuelta. En el caso de grandes empresas otro compañero del departamento (de Social Media, ojo, no de Marketing o de Informática) podría asumir esta labor.

Sin embargo el caso de las pymes tal vez no tenga una solución tan sencilla, ya que lo normal es que en ellas sólo haya 1 CM. Se me ocurre que una posible solución, si acaso, sería que el responsable de comunidad la revise una vez al día por si tiene que dar respuesta a algún usuario, limitando su habitual labor polivalente a este único aspecto (nada de monitorizar, recoger métricas, elaborar informes, etc). Pero claro, esto sólo es posible si el CM tiene fácil acceso a internet, ya sea a través de un smartphone o un iPad, y eso ya es dar mucho por hecho.

Yo misma no tengo ni una cosa ni la otra (todavía), pero será cuestión de semanas que adquiera un smartphone (el iPad, si acaso, lo dejo para más adelante…) porque creo que realmente me va a facilitar bastante las cosas.

Hace escasas semanas hice una escapada de 5 días a Asturias (mis únicas vacaciones este verano junto a otra escapada de fin de semana a principios de julio) y no pude evitar acercarme un par de veces a un locutorio para revisar mis cuentas varias de correo electrónico (personales y profesionales). Si no, al volver el estrés de tener que poner al día tropecientos y pico mails es casi peor que haberme llevado mi portátil y conectarme un ratito todos los días.

En definitiva, pienso que es importante desconectar en vacaciones de las obligaciones laborales para rebajar los niveles de estrés habituales “durante el curso”, pero sin duda la tecnología usada inteligentemente en el periodo vacacional puede contribuir a que la reincorporación sea más llevadera y no tengamos que enfrentarnos a esa depresión post-vacacional.

En cualquier caso, el debate sobre si el CM puede conciliar su vida laboral y personal sigue abierto. ¿Tú qué opinas?

Anuncios